Manual básico para determinar la seguridad de una puerta

Imprimir
Una simple clasificación de las puertas permitirá determinar cuáles son las que aportan un mayor grado y nivel de seguridad.

Las puertas son la principal protección de seguridad de una propiedad. Sin embargo, no todas son iguales. Según sus características contarán con unos grados y niveles de seguridad que se tendrán que adaptar a las necesidades de los usuarios. En la misma línea, un aspecto clave es determinar la residencia de la puerta; es decir, los tiempos de apertura de las puertas según ensayos realizados en laboratorios acreditados.

Para determinar la clase de seguridad, se realizan ensayos con un operario emulando robos con diferentes grupos de herramientas. En este sentido, se cuenta con tres grandes clases de seguridad: Clase 3, donde una puerta puede ser abierta con algunas pequeñas y sencillas herramientas manuales; la Clase 4, donde es necesario utilizar bastantes tipos de herramientas manuales y pequeñas herramientas eléctricas: y la Clase 5, donde son necesarios radiales, sierras de sable y herramientas eléctricas extremadamente contundentes para acceder.

Si se analizan por tiempo, los ladrones podrán vencer la seguridad de una puerta de Clase 3 en un tiempo medio de cinco. Un tiempo que se duplica en el caso de las puertas de Clase 4, mientras que en aquellas de Clase 5 resulta complicado, a pesar de usar un radial y sierra de sable, durar menos de los 15 minutos de tiempo.

Los grados de seguridad de una puerta también cuentan con su propia clasificación: del 1 al 6, siendo uno la seguridad más baja, mientras que el número 6 es el más alta. A esta clasificación le dimos la denominación de GRADOS de seguridad, entendíamos que dicha clasificación era muy clara.

Es importante recordar que para definir el grado de seguridad de una puerta acorazada, se siguen los criterios de la norma UNE-EN 1627. En este sentido, los grados de resistencia 1, 2 y 3 están destinadas a oponerse a los intentos de ataque del ladrón ocasional o no profesional, mientras que los niveles más altos de resistencia a la efracción son 4, 5 y 6, que normalmente llevan a abortar el ataque.

No todas las puertas son iguales. Mientras mejor el nivel y el grado de seguridad menor serán las opciones de ser víctima de un robo en el hogar, lo que hace que sea necesario tener en cuenta la clasificación al momento de adquirir una nueva puerta para la vivienda.

 

Sending
User Review
0 (0 votes)
×

¡Hola!

¿En qué podemos ayudarle?

×