Cómo elegir la puerta acorazada perfecta

Imprimir
La puerta idónea es una combinación de calidad, seguridad y buena presencia. Unas características que se encuentran habitualmente en una puerta acorazada. A pesar de que se pueda pensar que todas son iguales de seguras, la realidad es otra. Al momento de adquirir una puerta acorazada se deben de tomar algunos aspectos en consideración, siendo un clave encontrar un modelo que se adapte a las características y necesidades de la propiedad.

Por ejemplo, las puertas acorazadas con una cerradura de cilindro son las más comunes. Suelen ser implementadas en un gran número de viviendas, debido a que lleva unos bulones y resbalón que son de gran ayuda para garantizar la seguridad de la vivienda. A lo que se suma que se puede adaptar cualquier cilindro a este tipo de cerraduras. No obstante, las puertas acorazadas con cerradura anti-bumping han ido ganando mercado durante los últimos años.

¿El motivo? La incorporación de un sistema extra de seguridad que impide que la cerradura pueda copiarse y abrirse con facilidad o sin la necesidad de tener la llave. En este sentido, adapta un plus en la prevención de robo, dejando que las nuevas técnicas de aperturas de puertas no sean viables en este modelo. Ahora bien, para los que deseen una puerta acorazada para un chalet o casa de campo, la mejor opción es otra.

Cuando las viviendas están en zonas más aisladas, los ladrones contarán con más tiempo para intentar abrir la cerradura y menos opciones de ser descubierto por un vecino que dé la voz de alarma. Por esto, las puertas acorazadas con doble cerradura garantizan un nivel de seguridad aún mayor. Su funcionamiento es muy sencillo: mientras la primera cerradura cuenta con cuatro bulones, la segunda suma dos más que ayudan a bloquear la puerta con firmeza.

Para los amantes de la tecnología, el elegir una puerta acorazada será una decisión sencilla. Durante los últimos años se han venido desarrollando nuevas soluciones que combinan los sistemas clásicos con las cerraduras electrónicas. En este sentido, se combina la protección mediante giro de llave con el de claves digitales o códigos personalizados como las huellas dactilares o la lectura del iris del ojo.

Guía europea

Además del tipo de cerradura, también ayudará en la elección de la puerta acorazada perfecta las normas europeas UNE – EN 1627/2011. Es decir, una clasificación del 1 al 6 en función de su resistencia a la efracción, es decir a la rotura forzada de la puerta ya sea de forma manual o con diferentes herramientas. El nivel 6 es el más seguro, pero la elección más común de los ciudadanos está entre los números 3 y 4, dejando los dos números superiores para empresas de seguridad, joyerías, centrales receptoras de alarma, armeros u otros establecimientos obligados.

Instalación profesional

Las puertas acorazadas sólo funcionarán correctamente si disponen de una instalación profesional. En este sentido, es fundamental contar con una estructura de acero soldado que esté instalada en el premarco de obra de acero. En este sentido, se garantiza que la estructura está bien sostenida y que no dejará puntos débiles por los que puedan ser forzadas.

Sending
User Review
0 (0 votes)
×

¡Hola!

¿En qué podemos ayudarle?

×