Todos somos conscientes de lo necesario que es invertir en la seguridad de tu hogar, por ello adquirimos sistemas de alarmas, puertas acorazadas, bombillos antibumping… Pero, una vez adquiridos, ¿que hacemos para su mantenimiento?