La playa, ese lugar apacible donde desconectamos de lo cotidiano no siempre es un lugar idílico donde relajarse que imaginamos, y cuando menos lo esperamos podemos ser victimas de un robo. Para evitar robos en la playa, basta con seguir unos simples consejos de seguridad.