Muchos de nosotros siempre hemos pensado que son un aliado a la hora de abrir la puerta cuando llaman, u observar quien está tras ella sin mas. Pero el resto del tiempo ¿aportan seguridad o son un punto de vulnerabilidad?.