Los Productos más Robados

Los Productos más Robados

Los hurtos en las tiendas podrían significar hasta un año y medio de prisión cuando superaran los 400 euros. Los comercios minoristas pierden 1,3% de su facturación por concepto de hurtos.

Si a esa cifra se le suma el gasto en prevención de hurtos, cada año los minoristas se ven obligados a prescindir del 2,2% de su facturación. De hecho, España ocupa uno de los primeros lugares —¡en el mundo!— en hurtos al menudeo, con un impacto económico valorado en millones de euros al año.

La mitad de los robos al pequeño comercio se atribuye a ladrones ocasionales que no pertenecen a la empresa, una cifra muy por encima de la media global. Pero si los robos efectuados por ladrones son numerosos, los realizados por empleados no se quedan muy atrás. La quinta parte de los robos a comerciantes minoristas los cometen… ¡los propios empleados! Antes de que la mercancía llegue al salón de ventas ya se cometió la quinta parte de los robos en las grandes cadenas de supermercados e hipermercados.

Qué Se Roba en España

Ocho de cada diez hurtos los llevan a cabo ladrones profesionales, a menudo vinculados a bandas organizadas. Cualquier objeto que cumpla estos requisitos simultáneos significa una tentación irresistible para los oportunistas españoles:

  • Fácilmente re-vendible
  • Fácil de esconder entre la ropa
  • Cuesta menos de 100 euros
  • Exhibido en época de Navidad

Tales artículos suelen terminar ofrecidos informalmente en venta callejera. Cosméticos y perfumes, vinos y licores, enlatados, vestimenta, artículos eléctricos y relojes son especialmente sensibles al hurto. Más atractivos aún, por su alto valor de reventa, son los productos tecnológicos como smartphones y tabletas.

Los Robos, por sector

Ferretería y bricolaje: Destacan los robos de herramientas y las pilas.

Salud y Belleza: Aparentemente, a los ladrones españoles les fascinan las maquinillas de afeitar.

Bebidas y Alimentación: Los licores y los enlatados se llevan la peor parte.

Electrónica: Son especialmente vulnerables los accesorios para móviles.

Joyería: Los españoles no quieren pagar por relojes de hombre (en las tiendas especializadas; pero sí en la calle). Las pérdidas en el sector de la joyería y relojería están entre las más altas del mercado español y representan el 1,6% de la facturación.