Contraseñas Seguras

Contraseñas Seguras

Hoy os enseñaremos como y porque crear contraseñas seguras para nuestros ordenadores y teléfonos.

Hablamos de cómo establecer claves seguras. Vamos a crear juntos una contraseña, paso a paso y, al mismo tiempo, comprenderemos por qué las necesitamos tanto en el ordenador como en el teléfono.

Reglas Básicas
1. No usar la misma contraseña en todos lados.

Una regla fundamental es crear contraseñas diferentes para cada servicio. Veamos el porqué.
Resulta que algunos sitios no guardan nuestros datos encriptados. Basta que alguien descubra la contraseña en uno de estos para que esa persona tenga inmediato acceso a otros servicios más sensibles.
¿Te ha pasado que te das de alta en un servicio y el sitio crea la contraseña por ti y te la envía por correo electrónico? Los sitios seguros te redirigen a una página donde puedes cambiarla, no te envían la clave a correo y ya está. Por otra parte, si tras suscribirte recibes un email con una contraseña como V34izlNoTY creada por el sitio, puedes tener la seguridad de que la seguridad es muy baja.
Lo mismo ocurre si al olvidar la contraseña solicitas ayuda para recuperarla y te la envían del mismo modo. Significa que la contraseña no ha sido cifrada. Ese sitio es vulnerable y más vale que no uses la misma contraseña en otro.

Encima, te será muy difícil recordar tal contraseña, pues no contempla tu realidad personal; no tiene significado alguno para ti. Esto nos lleva a la segunda regla básica:

2. Asocia tu contraseña con algo que recuerdes fácilmente.

Supongamos que te gusta el fútbol. Podrías aludir a tu club favorito. Así, si eres hincha del Real Madrid, usarías algo así como fanrmmadrid. Pero esto no es muy seguro que digamos. Lo cual, nos lleva a la tercera regla:

3. No uses palabras completas o nombres

Podemos “aludir” al nombre,  pero nunca escribirlo tal cual. ¿Por qué? Porque los programas desarrollados para descifrar contraseñas suelen, entre otras tácticas, recurrir a diccionarios. Madrid es un nombre presente en cualquier lista de ciudades. Para mejorar la contraseña, escribamos mal el nombre a propósito. Con el perdón de los hinchas del Real Madrid, lo ideal seria cambiar la ultima “d” por una “z”; fanrmmadriz

4. Agrega Números

Cambiemos algunas letras por números, como suelen hacer los adolescentes.  La “a” por el “4” y la “i” por el “1” por ejemplo quedando como resultado f4nrmm4dr1z

5. Combina caracteres en MayÚscuLas y minúsculas.

F4nRMm4dr1Z es ahora una contraseña más complicada de descifrar incluso por un algoritmo potente. Sé coherente para decidir cuándo usas las mayúsculas.

6. Emplea símbolos

Los símbolos son todos aquellos caracteres del teclado que no son letras ni números. Por ejemplo: $ _ % = ( ) / ¿ &. La contraseña de nuestro ejemplo podría mejorarse así: F4nRMm4dr1Z%.

7. Agrega una alusión al sitio o servicio para el cual estás creando la contraseña.

Por ejemplo, si se tratara de una contraseña para Gmail, podrías incluir las dos primeras letras en minúsculas al principio (gm) y la última en Mayúsculas, al final. Siguiendo esta regla, te aseguras de que cada sitio tendrá una clave diferente a las otras. Nuestro ejemplo quedaría así:
gmF4nRMm4dr1Z%L.