Cámaras acorazadas

Cámaras acorazadas

El sistema de seguridad inviolable e infalible no existe. Dado el tiempo suficiente para llevar a cabo un ataque, hasta la cámara acorazada más resistente terminará siendo vencida. Por eso, se dice que  una caja fuerte, una puerta blindada o una cámara acorazada más que seguridad, “compra” tiempo.

Mientras que una caja fuerte pequeña compra minutos, una cámara acorazada compra varios días.

Hace años, en El Granadal, Córdoba, una empresa de joyería fue víctima de un robo durante el fin de semana. Cuando los trabajadores llegaron a su lugar de trabajo el lunes por la mañana, se encontraron que entre el viernes y el domingo unos butroneros habían logrado acceder a la cámara acorazada Clase VIII donde guardaban una fortuna en oro, plata y piedras preciosas.

Características de las Cámaras Acorazadas

Cámaras acorazadas - Pointfort FichetUna cámara acorazada es un recinto blindado con cierto grado homologado de seguridad, al que se puede acceder por una o más puertas. Las cámaras convencionales de hormigón ya no son aptas para resistir las nuevas tecnologías de ataque, como pueden ser sopletes, lanzas térmicas y coronas de diamantes.

La normativa española tiene varias exigencias al respecto:

  • Deben resistir ataques Clase VII, según las lo especificado por la norma UNE EN-1143-1.
  • El sistema de apertura ha de permitir un retardo mínimo de 10 minutos.
  • Debe estar diseñada de manera que se la pueda conectar a una central de alarmas por doble vía. Es decir, si los atacantes lograran desactivar una vía de comunicación, que aún pueda enviarse una señal por otra alternativa.
  • La cámara acorazada debe complementarse con algún sistema de detección de ataques en las estructuras aledañas, ya sean o dispositivos sísmicos, micrófonos o detectores volumétricos.

Cámaras Modulares

Actualmente, por sus múltiples ventajas, se impone en el mercado el sistema modular. Las cámaras modulares se componen de paneles encastrados. A diferencia de las convencionales, que se construyen en el lugar, las modulares se producen en una fábrica. Se arman en el recinto del cliente en cuestión de un par de días.

Otra ventaja es que pesan menos que el equivalente en hormigón. Y puesto que los paneles están certificados para resistir ataques clase VII, los establecimientos con estos sistemas se benefician de importantes reducciones en las pólizas de seguro.

Antes de Instalar una Acorazada Modular

Prácticamente, las modulares se pueden adaptar a cualquier sitio. No obstante, hay que tener en cuenta que el peso total de una cámara puede ser considerable. Una instalación mediana puede alcanzar fácilmente las 20 toneladas. Además, el proceso de instalación también requiere ciertas precauciones: para levantar los paneles del techo se ha de disponer de suficiente espacio para trabajar con grúas especiales. Aparte, en el caso de ciertos establecimientos (como salas de juego o entidades bancarias) se debe reservar un corredor de 60 cm en todo el perímetro de la cámara.

La estructura del edificio también debe evaluarse: cimientos, accesos, fontanería y, si va a ir en el subsuelo, análisis de las capas freáticas.

Existen muchos modelos en el mercado. Algunos cuentan, incluso, con sistema de ventilación de rejillas reforzadas para resistir ataques (con una adecuada ventilación se evitan los problemas de humedad). Otros, incorporan una pequeña puerta blindada (trampón) en la puerta misma, como salida de emergencia en el hipotético caso de que alguien quedara encerrado.

Las Soluciones de FICHET

FICHET dispone de unos cuantos modelos modulares. Los de la línea OPTURA están certificados para todos los niveles de seguridad desde el VII al XII.

Los módulos de la línea OPTEMA (la misma de las puertas blindadas y los pestillos rectangulares) se fabrican con un compuesto exclusivo, llamado Gradium.

Para categorías de menor riesgo, los paneles de la línea Propol (grado V) proporcionan la misma resistencia que se obtendría con un muro de hormigón de 30 centímetros de grosor.

Refuerzo de Paredes, suelo y Techo

Aparte de las cámaras acorazadas, con su exclusiva armadura Tordbar, Fichet proporciona un grado extra de seguridad para los muros perimetrales de hormigón. Tordbar consiste en barras metálicas retorcidas que se agregan al hormigón antes del fraguado. Tienen forma helicoidal y su adición refuerza el concreto para resistir ataques de martillos neumáticos y coronas diamantadas.